Take My Heart: Historia Oral De “Sein Dasein” De Waterfalls

Entrevistas

En el 2014 la escena de indie rock leonesa se encontraba en terrenos fértiles. Bandas como  Candy colors y Blackpony encabezaban una nueva camada de bandas influidas por los sonidos del post punk y new wave, imbuyendo de energía renovada a la escena local con sus oscuras y melodiosas canciones.

Ese mismo año vio el lanzamiento del álbum debut de Waterfalls, otra de las bandas pertenecientes a la nueva ola. Ahora, 5 años después, muchas cosas han cambiado en el panorama musical de Léon. Waterfalls a diferencia de sus contemporáneos, se ha negado a desaparecer, transformando tanto su alineación como su sonido.

Sus integrantes nos cuentan de primera mano la historia de una banda que a pesar de las adversidades ha salido avante sin traicionar su esencia. Esta es la historia de Sein Dasein” de Waterfalls. Las respuestas han sido editadas y condensadas para mayor claridad.

Waterfalls Sein Dasein Historia OralIzquierda a derecha: Erick (exbaterista), Alfonso (Bajo y voz), Isaias (exguitarrista), Ulises (sintetizadores y programación), Adad (guitarra).

PARTE 1: The Many Places I Could Hide

ADAD: En ese tiempo nosotros éramos los chavos que tenían otras bandas pero que no eran tan trascendentes en ese tiempo. Teníamos entre 18 y 20 años y teloneabamos shows de bandas que eran más grandes.

ULISES: Bandas como Inyección Naranja, Monitor, eran las que anteriormente estaban llevando la escena headliner. Posteriormente eso creó la semilla para que otras bandas quisieran hacer algo diferente. Salvo por esas excepciones, las bandas eran el refrito del refrito.

ADAD: Para ese entonces esa camada anterior de bandas fue madurando y probando suerte en otras ciudades. Nosotros surgimos de todo lo que se quedó aquí.

ISAIAS: Fue una etapa bien chida de transición, porque mucha gente venía de bandas como DogTeeth(?), Galas y Diamonds Without Shape que estaban más clavados en la onda del Math Rock. Creo que Candy Colors fueron de los primeros que comenzaron a aventurarse a algo más oscuro. De ahí salimos Waterfalls.

ULISES: Candy Colors fueron los pioneros del sonido que vendría más adelante. Ellos plantaron esa semilla y las demás bandas lo modificaron a conveniencia.

ERICK: A mi en lo particular me gustaba mucho Candy Colors, el sonido que ellos tenían era muy oscuro. Blackpony también tenían proyecto muy interesante, me gustaban mucho las rolas de su álbum homónimo.

ISAIAS: Había otras bandas que quedaron un poco relegadas como No Project y TBTF. Muchos teníamos proyectos alternos que al final quedaban relegados. TBTF siempre me pareció una bandota, sin embargo siempre quedó como la banda alterna de Cándido (vocalista de Blackpony). La escena que se generó en ese momento era más post punk y new wave, y comenzaba a haber shoegaze y algo de dream pop pero no tan explorado.

ULISES: De haber tenido la oportunidad me hubiera gustado tocar en Blackpony. Siento que entre todas las bandas underground, ellos tenían mucho potencial para sobresalir.

ALFONSO: Eran compañeros de banda y amigos, y todavía lo siguen siendo. Candy Colors y Blackpony personalmente si fueron una influencia bastante fuerte. Los veía tocar y me gustaba muchísimo como se desenvolvían en el escenario. También Frenzy y Robot Junkie Paradise las disfrutaba. Siempre que la veía aprendía algo de esas bandas. Era cuando comenzamos a introducirnos en la escena musical. Creo que es la etapa cuando lo disfrutas más.

ERICK: Se sentía el apoyo entre bandas… en ese entonces las bandas se quedaban hasta que terminara la tocada, no es como ahora que nada más llegan a tocar y se van.

ULISES: Se ponían bien perros (los conciertos). El Monaghan era una chulada, el tener el escenario pegado con la gente… a veces la sonorización no era la mejor pero era muy íntimo. Me tocó ver ahí a Candy Colors cuando aún no tenían su sonido de post punk. Estabas en tan buen ambiente que te valía madres si no se escuchaba por completo la música.

Waterfalls WTRFFLS 7pg

 

PARTE 2: Everything Of Me

ALFONSO: La banda comenzó en 2012 como un proyecto de universidad de amigos.

ULISES: Con la excepción de Erick, todos estudiábamos donde mismo. Adad quería iniciar una banda alternativa con un sonido diferente. Venía de tocar en Kameron, una banda de rock pop. Él quería darle un giro a todo eso.

ADAD: Con Kameron tocábamos rock pop a al momento que fundamos Waterfalls nos fuimos por en post punk por que era lo que sonaba en el momento y al tiempo que lo descubrimos, se nos hizo un genero muy honesto. Es sencillo de ejecutar y con pocos sonidos y efectos podías lograr una métrica creativa en una canción.

Waterfalls WTRFFLS Historia Oral.jpg

Waterfalls en sus inicios

ULISES: La primera alineación fuimos Isaías, Erick, Adad, Tulio y yo. No sabíamos hacia donde íbamos pero sabíamos que teníamos muy buena química.

ISAIAS: La neta yo entré de rebote. Yo me llevaba mucho con Tulio porque éramos vecinos y además teníamos la relación de la revista que teníamos antes. Me empezó a jalar a los cotorreos de los gigs y yo siempre le comenté que quería armar una banda: “Si les hace falta un guitarro invítenme”. Ellos ya estaban más o menos conformados. En ese momento estaba Ivo en la batería, pero después se metió de lleno a Candy Colors.

ERICK: A mi me invitó Ulises, ya que su baterista había partido. Yo a Ulises lo conozco desde el 2007, y ya había estado con él en una banda (típico de la preparatoria).

ALFONSO: Poco a poco fuimos adaptando nuestra imagen. nos dimos cuenta que es muy importante tener una estética.

ADAD: La conforman 3 elementos: la sensualidad, el misticismo, y una parte muy suave de oscuridad pero todo llevado de una manera muy elegante. Todo para que se conjugue en algo bello estéticamente, que sea muy pulcro y que te envuelva en una atmósfera para sentirte en paz, refugiado dentro de ella.

ISAIAS: Empezamos a sacar las primeras rolas que eran un poquito como hasta surf, en una onda más melódica. Sin los reverbs, sin delay, un poquito de distor pero no tanto. Un  sonido más puro. En esa etapa metimos a Maya (vocalista de Budaya) a que hiciera unas pruebas de voces. Nos latía, pero sentíamos que se estaba haciendo muy pop.

ADAD: Llegaba alguien con un ritmo en el sinte o un riff y sobre eso comenzábamos a trabajar. Poco a poco un proceso accidentado se volvió natural.

ALFONSO: Empezábamos a tocar y llovían las ideas. Jammeando, poco a poco íbamos aterrizando las ideas. Posteriormente integramos la letra y la métrica, que iban hasta el final.

ISAIAS: Generalmente éramos Adad y yo quienes llevábamos más riffs. No llegábamos con una canción armada, sólo pasó con Old Things”, que era una idea que yo tenía clavada y creo que hasta maqueteada con una app de celular. Cuando componíamos eran sesiones bien largas, de 3 o 4 horas e intentábamos armar la canción en un solo ensayo, y en el siguiente la estructurábamos de manera más completa.

ADAD: Las letras trataban de experiencias que estábamos viviendo, como esa transformación de jóvenes a jóvenes adultos, decepciones amorosas, estados de conciencia personales, ese sentimiento de cuando te estás conociendo a ti mismo.

ULISES: Partían de la melancolía, quizás un poco el pesimismo. Cosas que te hacen sentir mal, pero ahí están y son muy profundas y sólo queda tratar de seguir adelante.

ALFONSO: Me identificaba mucho con las letras. Creo que a todos los integrantes nos llegaban. Tratábamos de plasmarlas de la mejor manera para que las personas se identificaran con esas canciones.

ISAIAS: El nombre (Sein Dasein) surge porque me había clavado muy cabrón con la filosofía, en esos momentos estaba haciendo mi tesis. Son términos utilizados por Heidegger para definir el ser ser y el ser hacer. Nos latió porque era lo que buscábamos. Con que nos gustara lo que hacíamos a nosotros sabíamos que le iba a gustar a la gente, porque sería más honesto. Creo que eso se retrata muy bien en el disco.

ERICK: No sé si esté en lo correcto, pero la primera canción que creamos del Sein Dasein fue “Basement” e incluso fue la primera que grabamos en Control + Z studios.

ISAIAS: Encontramos a Lobo por recomendación. De los estudios más conocidos Testa estaba muy caro; Marro lo descartamos por cuestión de varo. Estábamos en una etapa donde no podíamos darnos tanto el lujo de invertirle tanto a la grabación. Nos dijeron que con Lobo se trabajaba muy chido. Casi siempre agarraba proyectos de metal, pero todos en general habían tenido una buena experiencia.

ADAD: En ese tiempo habían grabado unos amigos ahí. Gabriel Preciado, de la banda Sonar, nos apoyó mucho al principio. Lobo Solórzano, el ingeniero de sonido y productor de Control Z, era guitarrista de Sonar. Todas las canciones tenían un sentido especial, era la primera vez que hacíamos un disco en forma. Los shows eran muy enérgicos y al momento de entrar al estudio todos se volvió más aterrizado, más light. Nos dimos cuenta que teníamos que tocar mucho más limpio para no atascarlo con efectos. Es algo que hemos mantenido como estandarte hasta el día de hoy.

ERICK: Teníamos más canciones que nunca salieron a la luz y solo llegamos a tocar en los primeros eventos que tuvimos, pero las canciones que al final conformaron a Sein Dasein fueron las mejores.

ISAIAS: Lobo ayudó mucho. En el mismo proceso de grabación él mismo sobre la marcha te decía “Oye wey como ves si a lo mejor aquí metes overdrive sutil para que tenga más presencia la guitarra”. Había mucha retroalimentación. Nos ayudó un montón a todos. Había mucho entusiasmo. Algo que hacíamos era intentar tocar todo de corrido, prendiendo los pedales como hacía en vivo, para que sonara más “real”.

ALFONSO: Lobo daba su opinión, y nos ayudaba a aterrizar las ideas que no cuadraban. Aprendimos que tenemos que tener mucha paciencia para sacar un material de buena calidad, y no sacar algo por sacarlo, eso fue lo más importante que aprendimos.

ISAIAS: Éramos medio quisquillosos. Nos juntábamos en casa de Ulises a escuchar todas las grabaciones y era como de: “Es que esto no me gustó, siento que acá le podemos subir más a esto”.

ULISES: Mi principal conflicto en ese tiempo fue no sentirme lo suficientemente bueno para tocar los teclados, porque realmente nunca había tomado ese instrumento. Fue con “Cold” que pude dar el paso a tocar los sintetizadores. Fue de la que más le puse empeño en los sintetizadores. La grabé como 4 veces porque no me gustaban y retrasamos 1 o 2 meses la grabación.

ISAIAS: Entramos al estudio a grabar y al principio, honestamente no me latía mi voz. Nunca me terminó de convencer. En el momento que grabamos Basement, fue cuando cambiamos la dinámica. Creo que en cuanto al resultado nos gustó, marcó un antes y un después para el sonido de la banda. Queríamos sacar un álbum que sintiéramos que sus canciones pertenecían a un mismo lugar. Empezamos a depurar muchas canciones y empezamos a estructurar nuevas. Ayudó a que la conformación de las nuevas fueran más concretas.

ADAD: El proceso fue un poco largo, el primer sencillo salió a mediados de 2013, a principios de 2014 lo terminamos de capturar. Los interludes los mezclamos aparte muy caseramente, Tulio (Budaya) que llegó a tocar con nosotros, se encargó de esos tracks. Poncho entró a la banda y el término de capturar los últimos sencillosCostume” y Regrets”.

ULISES: Personalmente, nunca me importó si le gustaba las canciones a la demás gente. Sein Dasein era algo muy nuestro, algo que sentíamos en ese momento y que tenía que expresarse a manera muy personal. Si alguien lo tomaba a bien, pues a toda madre. No era de mi interés que le fuera a gustar a la gente.

 

PARTE 3: Dasein, El Aquí y El Ahora

ALFONSO: Hubo un muy buen recibimiento, el material valió la espera. y se abrieron bastantes puertas, creo que fue parteaguas para empezar a crecer, una parte muy importante de nuestro crecimiento.

ADAD: Al momento que los sacamos hubo muy buena reacción, estábamos emocionados por tener lugares donde presentarlo. El disco nos ayudó a posicionarnos como banda representativa nacional del movimiento post punk en esos años. Nos dimos cuenta que podíamos transmitir lo que nosotros sentíamos a la gente, uno de los factores clave que nos hizo persistir y buscar el camino para seguir haciendo música. Nuestros objetivos eran salir a tocar y exponer nuestro material a muchos lados. Generar una comunidad, pero a veces por una u otra circunstancia, económica o de compromisos personales, la relación con algunos integrantes se empezó a luxar un poco.

Debido a cuestiones personales Isaias y Erick decidieron dejar la banda en 2014 y 2015 respectivamente.

ISAIAS: La banda evolucionó y tomó un giro diferente, que creo que estuvo bien la parte de cantar en español, cosa que también marcó la diferencia para que otras bandas lo intentaran.

ULISES: Te puedo decir, cada integrante que ha caído en Waterfalls ha aportado, y siempre ha habido química con todos. Hemos sabido llevar los cambios de alineación muy bien. Por ejemplo, Paulo; yo tenía duda con él, porque venía de tocar ska y punk. O sea Falcon no tiene nada que ver, sin embargo se adaptó bien cabrón y le dio un toque especial.

ERICK: Siento que Paulo Vielma es el mejor baterista que le pudo tocar a Waterfalls, me gusta mucho el sonido que le ha aportado a la banda.

ALFONSO: Me gustaría seguir con Waterfalls espero seguir creando música con esta banda, me siento pleno, lleno y me gustaría seguir siendo parte de esta agrupación.

ADAD: No cambiaría nada de las canciones. Está bien mantener un registro: como fue que iniciaste y como es el proceso y las canciones que generas ahora. (En la actualidad) se nota una madurez, un proceso más rico. No les cambiaría nada.

Los actuales y algunos exintegrantes de Watefralls se encuentran activos en la escena de una forma u otra. 

ISAIAS: Capocanoniere es el proyecto que tengo ahorita con Kevin (Hexagrams, Knives), va por toda la onda sudamericana alternativa que es la escena más fuerte ahorita, junto con la de España.

ERICK: Desde 2016 soy baterista de NIMB, una banda de rock progresivo con la que lanzamos en 2018 un EP llamado “CORVUS CORAX”.

La vigente alineación de Waterfalls trabaja en el desarrollo de nuevo material, el cual se lanzará en forma de sencillos, dando cuenta de la capacidad de adaptación que ha mantenido a la banda activa por todo este tiempo. 

ADAD: Estamos buscando sacar contenidos de buena calidad, sacar un material más sólido, más concreto para que la gente lo disfrute y consolidar nuestro sonido como banda, y así entre todos levantar más el estandarte de que en Guanajuato siguen pasando cosas, y que estamos trabajando muy duro todos juntos.

 

Entrevista por Diego Chávez