Entrevista con Dietscha Jung: sonidos bailables creados en el abismo

La combinación de beats, loops y cuerdas que se producen desde una habitación, define el trabajo de Dietscha Jung. El responsable de dos sólidos EP’s bajo este nombre, Carlos, nos platica cómo inició su travesía musical, pasando por los distintos proyectos creativos que ha liderado.

Dietscha Jung significa “joven menonita” en dialecto bajo alemán, lo que nos remonta a la tierra natal de Carlos, que no es otra más que Chihuahua, donde se concentra la mayor parte de la población menonita en el país. Ahí Carlos inició su viaje en la música desde hace aproximadamente 5 años, aunque ahora radica en CDMX.

Le preguntamos sobre su lanzamiento más reciente: “Un EP pésimamente grabado para lidiar con la timidez, la ansiedad social y baja autoestima :)”; nos cuenta que después de pasar por episodios difíciles decidió lanzar un material que plasmara sus malas rachas. La canción para la que creó el primer videoclip del EP, “Ya no quiero estar awitado”, enmarca la narrativa del disco.

Irónicamente, ninguna de las canciones en el material deja la sensación de un episodio de tristeza; todo lo contrario, cada canción aporta vaivenes de trip-hop, hip-hop y un rock lo-fi medio ácido. Sobre el videoclip, Carlos fue quien realizó la animación completa.

Conociendo el trasfondo del disco, la siguiente pregunta fue sobre el manejo de la depresión para crear música, a lo que contestó que podría ser una herramienta, porque en los momentos difíciles se encierra para hacer canciones nuevas, pero una limitación sería no compartir esa música con los demás.

Antes de Dietscha, Carlos había formado un dúo: Paul y Carlos. Esta banda versa en la electrónica con tintes de lo que hoy podemos escuchar en su proyecto unipersonal. ¿Cuál fue la razón para meterse más al campo del trip-hop y el hip-hop con Dietscha? Nos dice que siempre le han gustado mucho los beats —desde su proyecto anterior—, pero el quería algo más sucio; siempre le gustó más el hip-hop porque es más lento. 

El hecho de establecer Dietscha Jung como un proyecto unipersonal es porque entre varias personas se complicaría concretar lo que tiene en mente, “cómo expresar eso a la hora de tocar en vivo también [se complicaría],” añade Carlos. En sus presentaciones en vivo utiliza un controlador, su computadora y guitarras.

 

¿Cuál es la hora ideal para escuchar Dietscha Jung? “Es para escucharse en las mañanas, pensando en que vas a tener un buen día,” responde con seguridad. Además, vacilando un poco sobre quién debería escuchar su música, nos dijo que a los niños les gustan los dibujos que hace, por lo que podrían ser fans de Dietscha. Él hace toda la imagen del proyecto, y empezó a dibujar casi a la par que comenzó a hacer canciones, aunque la música salió primero.

Le pedimos tres palabras para describir a Dietscha, “crujiente, sabroso y buenpedo”.

Al final nos comenta que además de su próxima fecha en León —en la que por supuesto llevará merch—, Paul y Carlos prepara nuevo álbum y video, así que hay que estar al pendiente.

Untitled-4

Entrevista por Enrique Becerra | Dibujos de Carlos (Dietscha Jung)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s