RESEÑA: Moonatic | Another Sky

El milenio en el que vivimos ha sido escenario de mutaciones considerables en los sub-géneros del rock. Desde la década pasada comenzó a popularizarse un rock más orquestal; el folk y la psicodelia que conocíamos se vertieron en un balde para producir piezas suntuosas, que experimentan a detalle con las formas y texturas de cada género.

Este es el caso de Moonatic, quienes nos acercan a su primer álbum, Another Sky. Después de haber leído algunos comentarios sobre esta banda, me sentí casi obligado a corroborar lo que varios presentaban como una joya. La banda mexiquense es, al igual que varia/os de sus contemporánea/os, una propuesta que invita a ponerse los audífonos y escucharla acostada/o, con los ojos cerrados. El material mezcla instrumentos de viento, percusiones y cuerdas con una delicadeza infalible; además de incluir vocales graves y una experimentación sutil que le da gran profundidad al disco. Aunque éste fue lanzado como un sólo track, tiene algunos cortes que distinguen cada pieza.

En los primeros segundos del disco se perciben rasgos de post-rock, pero conforme avanza, revela la complejidad y progresión de otros géneros. El álbum no tarda en el primer corte, de aproximadamente 5 minutos y medio, para mostrar los finos arreglos y cambios melódicos que acompañarán al resto del disco. El mismo sentimiento que se produce al estar por primera vez ante un paisaje imponente, o al entrar en una edificación antigua, con techos altos y columnas estilizadas, se podría trasladar a la música de Moonatic. 

Moonatic

Las trompetas en este disco lo vuelven más cautivante, en conjunto con los teclados; logrando pasajes que erizan la piel. Esta cohesión tan bien definida, parece tener un mayor potencial escondido; no creo que Another Sky quede a deber en términos de composición, pero sí creo que con una mayor producción la banda terminaría por explotar la genialidad de sus canciones. En cada uno de los temas/cortes del álbum, hay cambios frecuentes que los hacen más fluidos e interesantes.

Después de algunos fragmentos de  gran seducción, el álbum se aviva con algunos riffs, como lo es alrededor del minuto 24; estas partes se cortan con elegancia,  cambiando a los ritmos y melodías más suaves. La pieza del minuto 40 nuevamente inicia con una instrumentación entrañable, hasta que se abre el paso para la entrada de las voces graves, y aquí es donde no todo es maravilloso. La voz en la mayoría de los temas guarda discreción, y el tono utilizado acompaña a la perfección a los instrumentos; aun así, nunca termina por ser igual de palpitante que el resto de la musicalización, especialmente en el último tema. A pesar de las partes llanas en la voz, la banda sabe cómo regalarnos pasajes intensos, y repartir la energía de su música con inteligencia.

Another Sky no es el tipo de álbum que aparece cada semana, cada mes, o incluso cada año en cualquier medio de música independiente en México. Es, en definitiva, un gran trabajo que podría estimular los sentidos de cualquier persona que se adentre en su música. Con tintes de artistas como Grizzly Bear, Father John Misty, Alt-J, e incluso algo de Frusciante; creo que Moonatic se eleva en un buen viaje con este nuevo disco.

 

Por Enrique Becerra

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s